Navigation Kopfzeile

Joachim Meyerhoff:
un marginal integrado

Abstand
Ach, diese Lücke, diese entsetzliche Lücke,
Kiepenheuer & Witsch,
(noviembre 2015), 380págs.
ISBN: 978 3 462 04828 5
Autor&Derechos


Una vez publicada la última novela de la serie, queda concluida la trilogía superventas del escritor y prestigioso actor teatral alemán Joachim Meyerhoff. Novelas las tres de inmenso éxito y escritas con mano maestra, forman cada una de por sí una obra maestra de la ficción autobiográfica y, entre todas, una trilogía deslumbrante. Y las tres son también ideales para ser traducidas al inglés.

"Alle Toten fliegen hoch: Amerika" ("Los muertos siempre vuelan hacia arriba: América", 2011), "Wann wird es endlich wieder so, wie es nie war" ("Cuándo volverá a ser por fin como nunca lo fue", 2013) y "Ach, diese Lücke, diese entsetzliche Lücke" ("Ah, ese vacío, ese repulsivo vacío", 2015) afrontan distintos periodos formativos en la vida de Meyerhoff. El origen de la trilogía fue un solo teatral en seis actos titulado simplemente "Alle Toten fliegen hoch" que Meyerhoff puso en escena con gran éxito antes de transformarlo en la serie de tres libros que es hoy. Los dos primeros se convirtieron rápidamente en superventas; el último es el libro del que se han recibido en Kiepenheuer & Witsch más pedidos para este otoño.

"Ah, este vacío, este repulsivo vacío" reconstruye la tormentosa época que pasó Meyerhoff en Múnich estudiando arte dramático mientras vivía con sus excéntricos abuelos. De manera algo imprevista se ve en una prueba para entrar en la Escuela de Otto Falckenberg y se las arregla para pasar con éxito una primera ronda de audiciones realmente atroz. Aún peor resulta la segunda prueba; Meyerhoff se dispone a estudiar medicina, pero, para su sorpresa, es uno de los 9 estudiantes elegidos entre más 900 candidatos.

Sus abuelos viven en una villa impecable en un barrio muniqués de clase alta, y allí dedican el tiempo a repetir una rutina inalterable organizada principalmente en torno al alcohol. Beben todo el día en momentos prefijados, y el joven Joachim intenta seguirles el ritmo: champán para desayunar, vino blanco en el almuerzo, whisky a las seis, vino tinto en la cena y una copa de Cointreau por la noche. Inge, la abuela de Meyerhoff, también es actriz, aunque casi retirada; una diva divertidísima y sofisticada capaz de recitar de memoria papeles enteros.

Meyerhoff vive en la Escuela una época frustrante. Para el lector, saber que se trata de un actor bien considerado hoy en día hace aún más entretenidas las numerosas situaciones embarazosas en que cae, sus errores y el constante temor de que no está hecho para esa profesión. No sabe cantar, le dicen que su voz es aburrida, le cohíbe su altura y sus profesores le repiten que dudan de que, para empezar, se le hubiera debido admitir en la Escuela.

En casa con los abuelos se siente algo más en su ambiente, aunque siempre algo tapado por la sombra de la abuela. La casa es un lugar seguro, y nostálgico, donde Meyerhoff será siempre «el nieto», lo cual contrasta profundamente con la escuela de actores, un terreno quebradizo, de naturaleza fisiológica y, en ocasiones, con trasfondo erótico. Los estudios tocan a su fin y el narrador se marcha de casa sin ninguna perspectiva de qué hacer, aunque terminará arreglándoselas. Los abuelos envejecen como es ley de vida, y ambos mueren en poco tiempo. La época en que el autor vivió con ellos se va ya para siempre, y hay que encaminarse hacia el mundo real.

"Cuándo volverá a ser por fin como nunca lo fue", nominada en 2013 para el Premio Alemán del Libro, es el segundo título de la trilogía, dedicado a la extraordinaria infancia de Meyerhoff, que se crió en las instalaciones del enorme hospital psiquiátrico que dirigía su padre. Era un niño peculiar e introvertido, con tendencia a percibir sinestesias y dado a accesos de ira; le atormentaban las dudas acerca de si estaba loco. Hizo amistad con varios pacientes, lo cual calmaba su sensación de ser raro y un competidor de su hermano, pero de nada sirvió frente a la perturbación que le causaba la conducta errabunda y distante de su padre, por la cual terminó rompiéndose la familia.

La primera novela, "Los muertos siempre vuelan hacia arriba", narra el viaje de Meyerhoff a los Estados Unidos de 1980 durante un año sabático a sus dieciocho años de edad. Allí vemos a un Meyerhoff añorante del hogar, que echa de menos a su nueva novia y sufre el choque cultural; un adolescente atribulado y sensible que intenta ponerse de acuerdo consigo mismo a la vez que con el país extranjero en que se encuentra. Vivía en Wyoming en casa de un amable matrimonio, Stan y Hazel, y el hostil hijo de ambos, Don; entra en el equipo de baloncesto y se queda colado por Maureen, una chica estadounidense por los cuatro costados. Pero pasados los tres primeros meses del año, su hermano mayor resulta muerto en un accidente de coche, y Meyerhoff tiene que volver a Alemania, donde encuentra a sus padres y su otro hermano destrozados por la tragedia. Vuelve a los Estados Unidos intentando escapar de lo ocurrido, aunque finalmente intentará otra vez enfrentarse a la muerte del hermano.

Meyerhoff hace que los lectores revivamos la admiración, la alienación y el descubrimiento de uno mismo que nosotros mismos vivimos al hacernos mayores, y que al mismo lo pasemos bien con anécdotas divertidas o traumáticas que son, alternativamente, reconfortantes por lo familiares y deliciosas por lo inusuales. Meyerhoff logra dar un aire milagroso a las incidencias más cotidianas, y es capaz de expresar toda una personalidad con nada más que unas pocas palabras bien elegidas; todo ello con una sinceridad que verdaderamente desarma al lector.

Pese a tratarse de una trilogía totalmente trabada y exhaustiva, cada uno de los volúmenes es una obra que destaca y se sostiene por sí misma. Bellamente escritas, estas narraciones entrelazadas de iniciación son inigualables en su claridad y originalidad, habiendo sido ya traducidas a varios idiomas. Es inevitable que dejen huella en quienquiera –joven o mayor– que las lea; todas ellas expresan a la perfección la vulnerabilidad humana y la necesidad natural de pertenencia. 


Por Jen Calleja
Jen Calleja es escritora y traductora literaria. Ha publicado artículos y reseñas en TLS, Asymptote y Modern Poetry in Translation, y ha traducido prosa y poesía para Bloomsbury, PEN International y el Goethe-Institut. Dirige la revista anglo-germana de artes Verfreundungseffekt y en estos momentos está traduciendo "Nicotine" de Gregor Hens para Fitzcarraldo Editions.
#
Abstand

Autor

Abstand
Joachim Meyerhoff, nacido en 1967, pertenece desde 2005 al Burgtheater Ensemble de Viena. Fue invitado a actuar en el Theatertreffen 2009 con su ciclo en seis partes "Alle Toten fliegen hoch", que fue también la base de su última novela. Fue elegido actor del año en 2007. Su primera novela "Alle Toten fliegen hoch: Amerika" le granjeó el Premio Literario Franz Tumler 2011 y el Premio de Bremen para la Promoción Literaria.

Obras anteriores:
"Alle Toten fliegen hoch" (2011), 336 págs.
"Wann wird es endlich wieder so, wie es nie war?" (2013), 352 págs. Superventas en Alemania (entre los 20 más vendidos durante un año).
Abstand

Derechos

Abstand
Solicitud de ayuda para los costes de traducción – Alemania

Derechos de traducción ("Wann wird es endlich wieder so, wie es nie war?") vendidos para:
Brasil, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Hungría, Italia, Macedonia, Holanda, España y España/catalán.

Translation rights available from:
Verlag Kiepenheuer & Witsch
Contacto: Iris Brandt
Tel.: +49 221 376850

Se aplica la garantía de financiación NBG a las novelas "Wann wird es endlich wieder so, wie es nie war?" y "Ach, diese Lücke, diese entsetzliche Lücke".
Abstand
Loading
Abstand