Navigation Kopfzeile

Hans Herbert Grimm

Schlump ("Schlump")

Abstand
Kiepenheuer & Witsch, 2014 [1928],
ISBN: 978 3 462 04609 0
Autor&Derechos


"Schlump" puede leerse como una versión moderna de un clásico de la literatura alemana, el Simplicissimus de Jakob Christoffel von Grimmelshausen, pero de modo que los horrores de la Guerra de los Treinta Años son sustituidos por los de la Primera Guerra Mundial, que sirven de marco a un nuevo pícaro que iniciará a los lectores en toda la brutalidad –y en las variadas oportunidades para el amor– de la guerra del siglo XX.

El antihéroe de Hans Herbert Grimm que da título a la novela es un granunja consumado, bautizado como Emil Schulz, que se gana su apodo en una broma de niños en la plaza del mercado de su ciudad natal. El nombre ya no se separaría nunca de él, ni tampoco los líos. Schlump tiene dieciséis años cuando estalla la Primera Guerra Mundial, y el muchacho se siente ansioso por alistarse y participar en los grandes acontecimientos. La historia relata las desventuras, las correrías y el oportunismo y los farsescos enredos amorosos que caracterizan la carrera militar de Schlump, dándonos una imagen nada idealizada de la vida del soldado durante la Primera Guerra Mundial. La cómica capacidad de resistencia y el inagotable optimismo de Schlump no restan la menor crudeza a la hora de describir la abominable crueldad de la guerra de trincheras.

Los primeros días de Schlump en el ejército, una vez destinado a Francia, están marcados por lúgubres circunstancias que no pueden parecerse menos a las proezas heroicas y la brillantez fanfarrona que imaginaba el joven soldado. Pero, como es típico en él, Schlump se las arregla para caer de pie, y así le es asignado un puesto administrativo, en el que deberá supervisar los asuntos de tres aldeas francesas utilizando su dominio del idioma –la cual ha exagerado considerablemente–. Schlump se integra rápidamente en la vida local, hasta el punto de olvidar que es un soldado. Los vecinos recurren a él para resolver todo tipo de conflictos: así, apacigua peleas entre ellos, o ayuda a una consternada madre a cuyo hijo se le ha quedado la cabeza atrancada en un orinal. Sus buenas acciones se intercalan con apasionadas citas con varias chicas locales que lo idolatran

Pero el siguiente capítulo de su carrera militar le lleva a primera línea de combate. Los continuos ejercicios y privaciones de los soldados de infantería le parecen a Schlump otro mundo tras su reciente disfrute de la comodidad civil. Y, sin embargo, las agotadoras marchas nocturnas, las primeras veces bajo el fuego de metralla y la desdicha de tener que cavar en el suelo helado para hacer fortificaciones; todo eso no es más que un aperitivo de los horrores que le esperan a él y a sus compañeros una vez lleguen a las trincheras del frente. Aquí encontraremos las incomodidades continuas de vivir en una trinchera embarrada –los piojos, las ratas, la mugre y la falta de alimento–, pero también preocupaciones de más envergadura, como el frío insoportable del invierno, el caos desencadenado por ataques enemigos con minas propulsadas y el miedo constante a morir. Schlump abandonará la línea del frente al ser herido en un incidente de comicidad característica: una mina acierta la letrina en que está sentado aliviándose.

El incorregible buen humor del protagonista, más una considerable porción de buena suerte al estilo antiguo, le salvan siempre de las peores destrucciones de la guerra, también cuando le destinen por segunda vez a las trincheras. Schlump reflexiona sobre la humillación de la guerra de trincheras: aquí no hay gloria, cualquier forma heroica de pensar la guerra pierde todo significado en el contexto de la pesadilla de las trincheras. Será el único soldado de su compañía que sobreviva. Tras una prolongada convalecencia, Schlump pasará el resto de la contienda destinado en la oficina militar alemana de cambio de moneda. Prosiguen a buen ritmo sus aventuras amorosas con una larga serie de mujeres, que culminarán en un emocionante reencuentro con su enamorada de la infancia.

Una de las delicias que guarda esta novela está en sus abundantes excursos narrativos, que se producen cuando otros personajes comparten con Schlump sus experiencias –historias de amores perdidos, de traición y de penalidades militares–, las cuales sirven de advertencia sobre las peores calamidades que reservaba aquella guerra infernal. El gran logro de Grimm es cómo consigue equilibrar relatos tan fríos y objetivos de los sufrimientos de la guerra con el inagotable disfrute del torpe encanto personal de Schlump.

Schlump: historia de un redescubrimiento
"Schlump" se publicó por primera vez en Alemania en 1928, el mismo año que la célebre novela antibelicista de Erich Maria Remarque "Im Westen nichts Neues" ("Sin novedad en el frente"). El público tenía sin duda un vivo apetito de literatura que enfocase satíricamente los horrores de la guerra total, y así en 1929 apareció en el Reino Unido y los EE.UU. una traducción al inglés de "Schlump" a cargo de Maurice Samuel, titulada "Schlump – The Story of an Unknown Soldier". Kiepenheuer & Witsch va a publicar en 2014 una nueva edición de Schlump con ocasión del centenario de la Primera Guerra Mundial. Los derechos en lengua inglesa acaba de adquirirlos Vintage Classics para el Reino Unido y New York Review Books para los EE.UU. La nueva traducción será una muy buena ocasión para presentar al actual público lector en lengua inglesa la olvidada obra maestra de Hans Herbert Grimm, cuya prosa posee un brío que conserva aún su frescura y su modernidad en el original alemán; está prevista su publicación en mayo de 2015.

Por Sheridan Marshall


«En Vintage Classics estamos ilusionados de poder editar Schlump, un auténtico clásico olvidado. Se trata de un libro con un extraño encanto y que es imposible dejar de leer; en ocasiones horrible y divertido a la vez, está centrado en un personaje deslumbrante: un jugador de fortuna algo romántico, alguien que podría ser cualquiera de nosotros y cuya inocencia saca a la luz la estúpida barbarie de todos los aspectos de la guerra. Es uno de los relatos bélicos más encantadores y conmovedores que hemos leído, y estamos muy orgullosos de ponerlo de nuevo a disposición del público tras una prolongada ausencia injustificada.» Charlotte Knight, Vintage Classics

«El mejor libro bélico alemán hasta la fecha.»
Reseña contemporánea de J. B. Priestley

«Un libro brillante llegado de una época oscura [...], rebosa jovialidad latina. […] Los que quemaron el libro tenían toda la razón: no es un libro alemán.»
Volker Weidermann
#
Abstand

Autor

Abstand
Hans Herbert Grimm (1896-1950) fue un pacifista que enseñaba francés, italiano y español en la ciudad de Altenburgo (Turingia). "Schlump" se publicó bajo seudónimo en 1928 en Berlín, y siguió desconociéndose la identidad del autor incluso después de que los nazis incluyeran la obra entre los libros que arrojaron a las llamas en 1933. Aunque su esposa estaba deseosa de emigrar, Grimm decidió quedarse y se afilió al partido nazi para asegurarse de no despertar sospechas. Al empezar la Segunda Guerra Mundial, fue llamado a filas y sirvió como intérprete en el frente occidental. Tras la guerra se le retiró el permiso para ejercer la enseñanza, y se suicidó en 1950. La identidad de Grimm siguió siendo desconocida hasta que Volker Weidermann publicó en 2008 "Das Buch der verbrannten Bücher" ("El libro de los libros quemados").
Abstand

Derechos

Abstand
Solicitud de ayuda para los costes de traducción – Alemania

Derechos de traducción vendidos para:
Impedimenta (España)

Derechos de traducción disponibles en:
Verlag Kiepenheuer & Witsch
Bahnhofsvorplatz 1
50667 Colonia, Alemania
Contacto: Ms. Iris Brandt
Tel: +49 2213768522
Abstand
Loading
Abstand