Navigation Kopfzeile

Felicitas Hoppe

Ficción de verdad

Abstand
El premio literario alemán más prestigioso, el Georg Büchner, ha sido concedido este año a Felicitas Hoppe. Svenja Frank presenta a los lectores las imaginativas obras de la autora.

Hoppe, última novela de
Felicitas Hoppe
Al escribir sobre Felicitas Hoppe, la crítica literaria corre el riesgo de caer en la redundancia a causa del mismo objeto elegido. La última novela de la autora, una ficción autobiográfica titulada "Hoppe" (S. Fischer Verlag, 2012), hace referencia, con citas incluidas, a una bibliografía secundaria que es, sin más, invento de la autora: podemos suponer que por su frustración e impaciencia respecto a lo que otras personas han acabado diciendo de sus obras hasta la fecha. Y si echamos un vistazo a la página web de su editor, comprobamos que Hoppe ha llegado incluso a entrevistarse a sí misma.
 
Pero la concesión del Premio Büchner demuestra que la autora tampoco vive aislada en una burbuja impermeable a la crítica. Otorgado por la Academia Alemana del Idioma y la Poesía, el galardón es una clara prueba de que los críticos saben ver en esta obra fascinante y desafiante una voz sin igual en la literatura alemana contemporánea. Y, en efecto, la prosa simple y rítmica de Hoppe es un consumado logro estilístico, que la autora, avanzando por el camino abierto por su temprano éxito, sigue empleando para explorar espacios literarios e históricos vírgenes. El virtuosismo lingüístico de Felicitas Hoppe, su manera de saltarse limitaciones narrativas, sus referencias intertextuales y los elementos de cuento de hadas que emplea le han acarreado ser etiquetada dentro del postmodernismo. Prematuramente, como veremos.
 
Paradiese, Übersee
El texto de Hoppe que quizá más merezca el membrete de «postmoderno» podría ser "Paradiese, Übersee" ("Paraísos, ultramar", 2003). Su manera caleidoscópica de reflejar personajes y ambientaciones, la circularidad de la trama y la falta de respeto por las convenciones narrativas generan aquí una cierta sensación de vértigo, muy vital, rara vez detectada desde los románticos (en particular nos viene a la mente la "Princesa Brambilla" de E.T.A. Hoffmann). El «Doppelgänger» protagonista (caballero «en la vida real» y guía turístico embutido en una armadura de mentira) persigue al animal fantástico Berbiolette ayudado por un compañero sanchopancesco que en todo momento levanta acta de la absurda comicidad de la «âventiure» que están viviendo. Tanta es la fluidez con que estos personajes se desplazan de una ambientación a otra –por ejemplo de Luxemburgo a Calcuta–, que se diría que se trata de un mero cambio de escenario en un teatro. En un pasaje incluso llegan a meterse de un brinco en el artículo de periódico que están leyendo, y ello nada más que para poner adornos navideños en el tema del artículo: un tigre en un zoo de la India.
 
Johanna
Desde la colección de semblanzas "Verbrecher und Versager" ("Delincuentes y fracasados", 2004), Hoppe ha continuado esta superposición de personajes ficticios y asuntos históricos. Situados muy lejos del material tratado en las novelas históricas populares, estos textos supuestamente históricos cuestionan las estadísticas realistas en cuestión de historia y usan los hechos reales como combustible para la imaginación poética. Pero si las semblanzas ponen en el candelero a perdedores de la historia, la novela de campus "Johanna" (2006) toma entre sus asuntos principales la vida de Juana de Arco, sugiriendo que cualquier investigación académica sobre el rompecabezas que es Juana estará condenada a fracasar, mientras que el enfoque novelístico de su vida elabora una sofisticada red temática junto con sutiles referencias al proceso de Juana de Arco y una multitud de otros detalles históricos.
 
A continuación, "Iwein Löwenritter" ("Iwein, Caballero con León", 2008) se aparta de la complejidad y discontinuidad de estas narraciones. Concebido como libro infantil, el libro adapta la novela artúrica de Hartmann von Aue "Iwein" para mostrar que Felicitas Hoppe sabe también contar historias en el sentido más original del término, de donde viene su devoción a la tradición oral de la Edad Media. Pese a su fidelidad al original, de todos modos, Hoppe mantiene aquí un tono propio exento de pretenciosidad, al igual que imprime velocidad a la trama y realiza en la perspectiva narrativa un cambio sorprendente y muy imaginativo. El libro está escrito con mucha empatía por lo que respecta a la amistad, el sufrimiento y lo que ocurre cuando Iwein y Laudine intercambian los corazones, pero sin caer nunca en el sentimentalismo, de modo que resulta difícil determinar quién disfrutará más, si el lector adulto o el oyente joven.
 
Picknick der Friseure
En sus últimas narraciones, Hoppe ha seguido usando esta estructura más bien lineal, además de que aumenta la frecuencia con que se hace aparecer a sí misma en el texto, como lo muestran los elementos autobiográficos del relato "Der beste Platz der Welt" ("El mejor lugar del mundo", 2009). No obstante, la autora enfoca su misma biografía con la misma falta de respeto por los hechos que aplica en la de otros: en su última novela, "Hoppe", una escritora inventada llamada Felicitas Hoppe está escribiendo una biografía de Felicitas Hoppe, pero, como no puede ignorar el lector bien informado, la infancia en Canadá o la prometedora carrera de jugadora de hockey sobre hielo son puros absurdos ficticios. En la vida real, Felicitas Hoppe nació en 1960 en Hamelín, al norte de Alemania, y de allí marcharía a estudiar literatura, teología, italiano y ruso en las universidades de Hildesheim, Tubinga, Berlín, Roma y Oregón. El dinero que ganó con su primer libro, la colección de textos Picknick der Friseure ("Pícnic de peluqueros", 1996) lo empleó para viajar por el mundo en un buque portacontenedores.
 
Esta manera de fusionar hechos reales e inventados que culmina en su última obra sugiere superficialmente posibles afinidades con la narración postmoderna, lo que explica por qué se la ha encasillado con frecuencia dentro de esta corriente. Sus novelas, sin embargo, se resisten a tales categorizaciones y se burlan de ellas. Felicitas Hoppe se guía por el principio de la «invención verídica», que implica más seriedad que las juguetonas tramas postmodernas; y entiende que los sueños y los deseos insatisfechos son parte de la realidad, no algo opuesto a ella. Por el procedimiento de mezclar sin fisuras estos mundos imaginarios, Hoppe logra un nivel más elevado de verdad y, probablemente, ofrece una representación más auténtica de sí misma y de otros personajes históricos. Por esta razón, quizá resulta más adecuado situarla entre la tradición romántica de poetizar el mundo y la insistencia contemporánea en construir significados manteniendo la conciencia de su carácter ficticio.
 
Primero fueron aquellas primeras miniaturas en prosa de "Picknick der Friseure", en las que los personajes se aporreaban entre sí al estilo de los tebeos, los niños se volvían de repente pelirrojos y los clientes caían desde el piso alto para que los atasen en paquetes; luego vinieron las conversaciones nocturnas con un «Poltergeist» de barco en la novela marinera Pigafetta (1999), y los afligidos caballeros y las semblanzas de "Verbrecher und Versager", y en todos los casos Hoppe ha sabido cómo hacer absolutamente simpáticos a sus caracteres. Algo sorprendente sólo con que pensemos en que en sus páginas no hay ni rastro de realismo psicológico ni de sentimentalismo. Lo que probablemente hace tan atractivos a sus personajes es su manera de avanzar por la vida sin hacer concesiones, una valentía que finalmente acaba convirtiendo a estos antihéroes en héroes.
Abstand
Abstand
Svenja Frank
es profesora de lengua y literatura alemanas en la Universidad de Oxford. Empezó a trabajar sobre Felicitas Hoppe en 2008 para escribir su tesis doctoral sobre la autora. Hoppe será Autora Residente en la Universidad de Oxford a principios de diciembre de 2012.
 
Abstand
Loading
Abstand