Ralf Rothmann

Abstand
Ralf Rothmann
Foto: Heike Steinweg

Ralf Rothmann es uno de los novelistas más aclamados de Alemania, y su última novela estaría entre los favoritos para el Premio Alemán del Libro de este año... si el autor no hubiera rechazado la nominación. Alexandra Roesch presenta a los lectores al «poeta proletario» alemán.

¿Es posible que alguien que abandonó los estudios a los dieciséis años y fue aprendiz de albañil se convierta en uno de los escritores más importantes de Alemania? Con sus ocho novelas, cuatro volúmenes de otras prosas y dos de poesía, una obra teatral y una recopilación de ensayos, Ralf Rothmann ha demostrado, ciertamente, que sí es posible. Denominado a menudo el «poeta proletario» en los medios de comunicación alemanes y comparado con John Steinbeck, Rothmann está considerado uno de los escritores más sensibles y genuinos de nuestros días.

Su biografía es omnipresente en su obra. Se crió en la cuenca del Ruhr, una región caracterizada por sus minas de carbón y sus poblaciones de clase trabajadora. Su padre trabajó en las minas durante más de treinta años, antes de morir a los sesenta y uno. Rothmann se trasladó a Berlín en 1976 para hacerse escritor; antes había trabajado de albañil y cocinero, en una imprenta y cuidando niños. Inspirado por Hermann Hesse, empezó a escribir sobre lo que conocía: la cuenca del Ruhr, una región de la Alemania occidental. En 1984 se publicó su primer volumen de poesía, "Kratzer", que trataba asuntos relevantes para él y en aquel momento para toda una generación: el deseo de libertad y responsabilidad, la autoridad y la familia, el rechazo a unas trayectorias vitales prefijadas, la búsqueda de sentido y un repaso de la historia alemana contemporánea. Le siguieron los relatos "Messers Schneide", en 1986, y "Windfisch", en 1988, en los que se tratan cuestiones similares: el rechazo del conformismo, una discreta rebelión contra la familia y la religión, y el pasado alemán irresuelto que forma parte de la historia vital del mismo autor.

A principios de los noventa, Rothmann encontró una audiencia más amplia con su trilogía sobre la cuenca del Ruhr: "Stier" (1991), "Waldernacht" (1994) y "Milch und Kohle" (2000), de la que se ha dicho que es una novela clásica de paso a la edad adulta en un entorno contemporáneo. Con estas páginas, ambientadas en la región del Ruhr en la década de 1970, y escritas sin nostalgia, con humor y con ironía sobre sí mismo, Rothmann consiguió atraer sobre esa época la atención del público culto.

Berlín es el otro lugar en que se centra la épica rothmanniana. Al mudarse allí en 1976, Rothmann cambió innegablemente a la hora de seleccionar su material. Pese a que en su obra siguen apareciendo temas de sus días infantiles y juveniles, Rothmann desplazó su interés general a cuestiones interculturales y a la clase trabajadora y el mundillo intelectual berlineses en torno al cambio de siglo, tal como se ve "Flieh, mein Freund" (1998), "Hitze" (2003) y "Junges Licht" (2004). Los relatos incluidos en "Ein Winter unter Hirschen" (2001) y "Rehe am Meer" (2006) hablan de una generación de alemanes occidentales que, como el mismo Rothmann, buscan una nueva identidad en Berlín. En 2012, Rothmann publicó una colección de relatos breves titulada "Shakespeares Huhner". Certeras, líricas, con personajes bellamente delineados, estas ocho historias muestran lo mejor de que es capaz Rothmann. Su amor y su interés por la gente y los animales vuelven a aparecer aquí reflejados con detallada precisión.

Dos características hacen que Ralf Rothmann sobresalga entre los escritores alemanes contemporáneos: su autenticidad y su precisión. Escribe sobre todo lo humano: la vida y la muerte, el odio y la venganza, la pasión y la maldad, y lo hace de forma que los lectores se ven reflejados en ello. Y, en cualquier caso, lo consigue con suma maestría. Nunca parece haber ninguna palabra superflua, y ello pese a la riqueza de detalles con que escribe. Es un hombre apasionado por escribir y por la literatura, y también por la libertad. Sus novelas describen la lucha constante por la libertad entendida como un derecho humano fundamental, pero muestran también que no es posible ganar esa lucha sin responsabilidad ni integración social. Rothmann cree firmemente que la cultura puede humanizar la vida cotidiana y que la literatura puede ayudar a fortalecer la libertad de pensamiento. En el discurso con que aceptó en Zúrich en 2006 el Premio Max Frisch, afirmaba que la literatura es un «espacio para los sueños, en el que podemos mentir impunemente y quedarnos tan satisfechos, y, sin embargo, si todo termina bien hemos dicho la verdad pese a todo».

La última novela de Ralf Rothmann, "Im Fruhling sterben", se publicó en mayo de 2015. En ella, el autor intenta llenar un vacío que le ha acompañado toda la vida: la participación de su padre en la Segunda Guerra Mundial. Tal como le sucede al protagonista, el padre de Rothmann tuvo que alistarse obligatoriamente en 1945 y fue destinado a Hungría. Tras regresar indemne, entró a trabajar en las minas, donde permaneció treinta años, aunque murió joven, cuando Rothmann no tenía más que nueve años. Según dice uno de los personajes de la novela: «Si sobrevives, los balazos que te dieron harán daño a tu descendencia. El trauma se manifiesta claramente en las células.» De eso trata la novela: de la amistad y la muerte, de los vacíos en nuestra vida y la tristeza que conlleva. El protagonista, Walter, es obligado a disparar a su mejor amigo por desertar. A lo largo de su vida persistirán siempre la culpabilidad y el peso de esa tristeza; Rothmann encara el asunto de si es posible escapar del pasado y subsanar el vacío interior. El modo en que Rothmann intenta hacerlo es llenar ese vacío con un relato. No es la historia real de su padre, sino otra que le contaron. Y parece que el intento tuvo éxito.


Alexandra Roesch, bilingüe y educada en dos culturas, es traductora del alemán al inglés; cuenta con un máster en traducción por la Universidad de Bristol. Reside en Alemania con su marido y tres hijos.
 
 

 
 

Los derechos de "Im Frühling sterben" ("Morir en primavera") están ya vendidos para doce zonas; pronto aparecerá en inglés editada por Picador (Reino Unido) y FSG (EE.UU.). Nada más aparecer, la novela entró en la lista de los libros más vendidos en Alemania.

 

Abstand