Especial literatura austriaca

Jornadas de Literatura Europea

Abstand
Por Charlotte Ryland
 
.
Jornadas de Literatura Europea 2012
 
Pocos festivales literarios o congresos de escritores debe de haber en los que el lote recibido por inscribirse incluya una botella de vino. Y, ciertamente, aun menos en los que el vino esté fabricado y embotellado especialmente para la ocasión. Pero en seguida comprenderé que este regalo tan bienvenido marca perfectamente la pauta de lo que serán las Jornadas de Literatura Europea, un acto mitad festival, mitad congreso, al que acuden desde todas partes de Europa escritores y agentes culturales para pasar tres días de diversión, discusiones y debate en las más agradables circunstancias.
 
Y el refrigerio es bienvenido, eso también. Es un asfixiante fin de semana a finales de agosto de 2012, el Danubio centellea bajo el brillante sol del verano que se acaba; la lánguida atmósfera de vacaciones está entreverada con las ráfagas de actividad de los lugareños que apilan leña para el próximo invierno. Muy por encima de la ciudad, hay un castillo en ruinas posado en una colina y rodeado por viñedos.
 
© M. Haslinger
Castillo de Spitz, escenario del congreso
 
Y, sin duda, se trata entonces de Spitz an der Donau, la sede que alberga anualmente en un ambiente de cuento de hadas las Jornadas de Literatura Europea. El tema de este año será "Festung Europa" – "Europa, una fortaleza", con discusiones, charlas y debates en el oportuno marco del castillo en ruinas.
 
Creadas en 2009 por el escritor austriaco Walter Grond, que también se encarga del excelente proyecto readme.cc, las Jornadas ofrecen la posibilidad de pasar un fin de semana compartiendo e intercambiando en conversaciones a las que da fluidez, además del excelente vino local, una ecléctica programación de actos. Para este año, incluían música tradicional a cargo de jóvenes intérpretes enmarcada en una exposición fotográfica que mostraba la trayectoria del Danubio durante las últimas décadas, una excursión en el ferry por el Danubio con champán como combustible y –todo un punto álgido– una cata de vinos en un viñedo situado al borde de las colinas que miran al río.
 
El escritor y crítico suizo Beat Mazenauer es uno de los coorganizadores que colaboran con Grond y un apasionado valedor del evento. Mazenauer me explicó que la elección de este entorno para las Jornadas no fue solo por razones meramente estéticas: si organizasen la reunión en su Zúrich natal, o en Viena, de donde es Grond, los asistentes se verían tentados a apartarse de las programación literaria para disfrutar otras ofertas culturales de la ciudad, con lo cual se perdería el sentido de comunidad a que da lugar compartir un fin de semana a orillas del Danubio. Por eso estamos en Spitz, un sitio, observa Mazenauer, tan hermoso que a nadie se le ocurre marcharse a otra parte ...
 
En su alocución de bienvenida, Walter Grond hablo de la necesidad de abandonar la imagen de «fortaleza» de Europa, es decir, la tendencia a cerrarles el paso a otros grupos internacionales y, en el interior de Europa, a otros estados nacionales. Nuestro propósito, en cambio, debería ser según Grond la comunicación y la supresión de obstáculos. De entre los escritores invitados al congreso, muchos eran ejemplos vivientes de este acercamiento: Sabine Scholl, por ejemplo, es una nativa austriaca que ha escrito la mayor parte de su obra yendo de un sitio a otro –Portugal, Nueva York, hoy Alemania–; mientras que Maria Cecilia Barbetta nació y se crió en la Argentina pero ahora reside en Berlín y escribe en alemán.
 
También se habló de la crisis global y la crisis financiera de la Eurozona, en una mesa redonda sobre la prosa de los economistas, la ficción y las finanzas; aparecieron aquí ejemplos de escritores que han tratado recientemente en sus ficciones estos asuntos: desde Don Delilo ("Cosmópolis") al canadiense William Gibson o, en idioma alemán, al germano-islandés Kristof Magnusson ("Das war ich nicht") o Nora Bossong ("Gesellschaft mit beschränkter Haftung"). Ahora, con Jonas Lüscher y su "Frühling der Barbaren" tenemos otro título que añadir a la lista.
 
La experimentación es el elemento en que viven las Jornadas, por lo que cada año cambian de formato, aunque nunca de ubicación. Este año, por ejemplo, subió a escena por primera vez el "Teatro de Variedades Europeo", una velada que combinaba lecturas, música y teatro con intérpretes llegados de Francia, Lituania, Hungría, Marruecos, Polonia e Italia que se sumaron a los alemanes y austriacos. El fin de semana se cerró con un «almuerzo literario-musical», celebrado el domingo. Fue un acto en la intimidad en el que pudo verse una de las actuaciones más fascinantes de las que yo haya sido testigo, que combinaba la poesía del ucraniano Juri Andruchówytsch con la percusión y el piano del dúo suizo "Werwolf Sutra". La lírica de Andruchówytsch se mueve entre lo cómico y lo terrorífico, y al añadirle la mezcla de ritmos contemporáneos y canciones populares ucranianas el resultado era un espectáculo verdaderamente hipnótico. Fue la conclusión perfecta para el fin de semana en Spitz: un ejemplo maravilloso de la magia que puede ejercer la literatura puesta en escena si, además, para ello entran en fructífero contacto artistas de todo tipo, llegados de Oriente y de Occidente.
 

Abstand

readme.cc – Plataforma Literaria Europea

Abstand
© www.photo-graphic-art.at
Walter Grond
Fundado en 2005 por Walter Grond y Beat Mazenauer, el proyecto on line readme.cc es el organizador de las Jornadas Literarias Europeas. Pero mientras el festival se centra en crear comunidades reales reuniendo a personas en Spitz, readme.cc trabaja con la idea de crear comunidades virtuales que discutan y celebren la literatura: «punto de encuentro virtual, como el ágora o las plazas de la asamblea en las ciudades de la Antigua Grecia, para comunicarse acerca de los libros (...); un espacio de inspiración y, a menudo, de sorprendentes encuentros literarios.»
 
Centrada en un tratamiento multilingüe, la página web ofrece espacio donde presentar a autores de toda Europa, sobre cuyas obras se puede debatir en su propia lengua o en otras, mediante reseñas y fragmentos en hasta diez idiomas. Se anima a los usuarios a que suban sus propios consejos de lectura y reseñas e intercambien y compartan con otras personas sus preferencias literarias.
Abstand